Menu Close

Las mejores sillas de cocina para personas mayores

Share This Article

Read In English

Mientras están asegurando el hogar de un ser querido mayor, una de las cosas que tanto los ancianos como los cuidadores a menudo se olvidan de considerar es el área de asiento o donde van a comer en la cocina.

Muchas veces, los taburetes y sillas de cocina de una persona mayor tienen ruedas, lo que puede ser problemático.

Y no hablemos de las cocinas que solo tienen asientos con taburetes, el tipo que requiere que la persona mayor se tenga que alzar para sentarse en la silla. Las ruedas y los asientos altos son muy inseguros para las personas mayores.

Las características de las mejores sillas de cocina para personas mayores incluyen:

  • Soportar el peso del usuario
  • Tener un respaldo y brazos que soportan su peso y se puedan ajustar.
  • Son estables y no se inclinan al sentarse o levantarse
  • Tienen patas para ajustar su altura y un asiento plano y acolchado que se puede ajustar
  • Tienen “pies” de goma o silicona antideslizantes en las patas
  • Son ligeros y fáciles de limpiar.

Qué tienen buscar en una silla de cocina

Hablando de las sillas con ruedas que mencioné anteriormente, la gente suele pensar que las sillas de cocina con ruedas son mejores para las personas mayores. De una manera lo son porque facilitan empujarse de la mesa.

Sin embargo, las ruedas también facilitan que la silla se mueva, especialmente cuando una persona mayor posiblemente temblorosa intenta sentarse o levantarse.

Recuerdo a un amigo de familia de mis padres cuya silla de la cocina se echó un poco hacia atrás justo antes de sentarse. La pobre mujer terminó en el suelo, pues había calculado mal dónde estaba. Afortunadamente, no se rompió ningún hueso.

Esto no significa que tenga que comprar sillas nuevas si ya tiene unas con ruedas. Puede reemplazar esas ruedas regulares con unas como estas Auto Lock.

Estas ruedas en particular se bloquean automáticamente cuando no hay peso sobre la silla. Pero cuando alguien se sienta en la silla, las ruedas se desbloquean para que la persona pueda rodar la silla.

En SeniorSafetyAdvice.com, la seguridad de una persona mayor es nuestra máxima prioridad. Dicho esto, le recomendamos que configure el área donde su ser querido va a comer siguiendo la lista mencionada arriba. Además, revise el área de la cocina de la persona mayor y ajustela teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Ubicación: si la ubicación de la silla es tal que no hay espacio para que el usuario la empuje hacia atrás, y si la silla tiene brazos le será dificultoso levantarse, una silla sin brazos sería la mejor opción. Es bueno tener un bastón cerca para ayudarlos a levantarse.
  • Visión: si la visión es un problema, le aconsejamos comprar una silla muy colorida para ayudar a distinguirla de los otros muebles.
  • Evite los asientos tipo taburete y los asientos tipo silla de montar pues la persona mayor podría deslizarse.
  • Recomendamos algo como la silla Comfortek Titan Armed Chair. Sí que tiene ruedas, PERO la silla tiene un sistema de frenos para evitar que se mueva cuando una persona transfiere su peso de estar sentada a estar de pie o viceversa.
  • Si tiene duda, obtenga una evaluación del hogar de un profesional terapeuta ocupacional para que lo ayude a tomar la decisión de las mejores sillas para la cocina de su ser querido.

Ideas útiles para sillas de cocina para personas mayores

Además de la sillas Titan de arriba, hay varios otros tipos de sillas que pueden adaptarse mejor a las necesidades de sus padres ancianos o ser querido:

  • Una silla posoperatoria para personas mayores que se están recuperando de un reemplazo de cadera
  • Una silla de altura regulable
  • Sillas de cocina bariátricas

Silla de cadera posquirúrgica

Este tipo de silla es para personas que se están recuperando después de un reemplazo de cadera. Van a necesitar una silla sólida no importa en qué parte de la casa se encuentren.

Nos gusta la silla Apex Hip de Platinum Health. Tiene un asiento regulable para evitar una flexión excesiva de la cadera. Este tipo de asiento asegura que las rodillas del usuario permanezcan por debajo de sus caderas mientras se curan.

Aunque la silla está diseñada específicamente para personas que se estén recuperando de una cirugía de cadera o un reemplazo de cadera, también se puede usar en lugar de un taburete de bar si la cocina de una persona mayor solo tiene un área para comer estilo mostrador.

Además, son livianos, por lo que se puede mover por toda la casa (incluso se puede usar en la ducha) según sea necesario hasta que la persona mayor se recupere.

Adicionalmente, la altura se puede ajustar. La silla es más segura con los reposabrazos adjuntos, pero si por si acaso no cabe debajo de un mostrador o barra, los reposabrazos se pueden quitar fácilmente.

Otra opción para este tipo de silla es la silla de cadera Lumex Everyday Con Reposapiés Ajustable. Son perfectas para una persona que recientemente se hizo una cirugía de cadera o simplemente prefiere una silla alta para usar en la cocina mientras prepara su comida.

Silla de altura ajustable para personas mayores

Como mencionamos antes, una silla de altura ajustable es más segura para las personas mayores.

Les permite sentarse cómodamente sin tener que alzarse en el asiento. Aunque parece un pequeño detalle, tener una silla que tenga la altura adecuada para el usuario significa que le será más fácil ponerse de pie o mantener el equilibrio mientras se sienta.

La silla Drive Medical Kitchen Stool que le mostramos en la foto es un buen ejemplo de una silla de altura ajustable.

Este tipo de silla también es una buena opción si la persona mayor solo tiene un área para comer estilo barra o mostrador en su cocina.

La altura de esta silla de cocina se puede ajustar desde 21 pulgadas hasta 27 pulgadas de alto, así que se puede usar tanto en una mesa como en un mostrador.

Silla de cocina bariátrica

Las sillas de cocina bariátricas están diseñadas para soportar grandes pesos . Sin embargo, este tipo de silla no solo son buenas para personas de sobrepeso, también permiten a los cuidadores ayudar y asegurar su ser querido anciano que tiene problemas de movilidad, como Parkinson, artritis o vértigo. Y disminuyen el riesgo de lesiones al cuidador.

CONSEJO: Si, dicen que una silla es bariátrica, debería poder soportar más peso que una silla estándar. Hemos visto sillas que dicen que pueden soportar entre 400 y 600 libras, pero también hemos encontrado sillas llamadas “bariátricas” que solo pueden soportar alrededor de 300 libras. Antes de comprarla, verifique que la silla que compre cubra las necesidades de su ser querido mayor.

Para una silla de cocina bariátrica, recomendamos esta Silla Bariátrica. Este modelo soporta hasta 1,000 libras.

Sí, sabemos que tiene esos molestos echadores. Pero esta silla también tiene un sistema de frenos de cerraduras antideslizantes para evitar que se deslice cuando la persona mayor se sienta o intenta levantarse.

Tiene un asiento acolchado, tiene apoyo lumbar y el asiento de espuma repele las manchas y los olores. Esta silla también es una buena opción para personas mayores con pisos de madera porque no estropea la madera. También la pueden usar con alfombras.

Otra opción para un tipo de silla más “estándar” es la silla Bariátrica Wooden Mallet Valley. Estas sillas pueden apoyar hasta 800 libras y vienen con un acabado de roble.

Join our email list for SeniorSafetyAdvice